¿Cuál debe ser el grosor de una baldosa cerámica?

STN CERAMICA

grosor de los azulejos - stn ceramica

¿Cuál debe ser el grosor de una baldosa cerámica?

El material y el uso futuro determinan el grosor de los azulejos.

Cuando vamos a elegir los azulejos para un proyecto de arquitectura o interiorismo debemos tener en cuenta muchos factores fundamentales y el más importante es el uso que le vamos a dar, porque no es lo mismo un revestimiento para una cocina que un pavimento de alto tránsito para un centro comercial o una baldosa que vamos a colocar en un lugar a priori algo más complicado como un jardín.

Por tanto, lo primero que debemos tener claro siempre que vayamos a elegir azulejos es cómo y para qué se van a utilizar.

Este uso determinará, entre otras cosas, cuál es el grosor de las baldosas que vamos a colocar. Parece evidente que las baldosas serán más gruesas cuanta más resistencia requiera nuestro proyecto, pero aquí entran en juego otras características como el material de los azulejos.

En general, el espesor de un azulejo está alrededor de 1 centímetro, pero podemos encontrar diferentes excepciones en función del material que se haya empleado y cuál vaya a ser su uso. Estos son algunos ejemplos:

  • Revestimientos: Un azulejo que se va a colocar en la pared no requiere tanta resistencia y, por tanto, puede ser algo más fino. Además, los revestimientos no son de formatos tan grandes como los pavimentos y eso hace que también puedan fabricarse con menor grosor.

    Podemos encontrar revestimientos de alrededor de 5mm de grosor, algo que presenta bastantes ventajas, ya que pesan menos y, por tanto, son más fáciles de colocar y de transportar. Además, al requerir menos materia prima y ocupar menos espacio (más ventajas logísticas) son más sostenibles y pueden resultar también más económicos.

  • Pavimentos: Aquí nos encontramos con los grosores estándar de alrededor de 10 mm, tanto si son pavimentos de gres como de porcelánico.

    En general, buscamos la resistencia máxima tanto para interiores como para exteriores. Sí que es importante tener en cuenta el formato, ya que en los casos de formatos muy grandes, será necesario algo más de grosor para que las piezas no tengan un exceso de curvatura.

  • Pavimentos para exterior: Muchos proyectos de interiorismo y arquitectura requieren piezas con el doble de grosor (por encima de los 20 mm), especialmente cuando van destinadas a espacios en los que habrá mucho tránsito de personas.

    Estas piezas también están recomendadas para exteriores con condiciones climatológicas extremas, que puedan sufrir tanto temperaturas muy altas como muy bajas y cambios bruscos en cuestión de pocas horas. Eso sí, las piezas de mayor grosor requieren materiales especiales y mayor experiencia a la hora de colocarlas.

No hay que olvidar que el espesor de los azulejos está estrechamente relacionado con los avances tecnológicos: a medida que mejoran las materias primas y los procesos de producción, las baldosas pueden ser más finas y más resistentes, algo que tiene una influencia directa sobre el precio final de las piezas y los efectos que tiene sobre el medio ambiente.

Si te ha gustado nuestro post sobre «¿Cuál debe ser el grosor de una baldosa cerámica?» podrás encontrar más temas en nuestro apartado de Actualidad en la web haciendo clic aquí.

Síguenos en:
Facebook
Instagram
Pinterest
Linkedin

Aviso Legal
Política de Privacidad